El top 7 de consejos para sobrevivir como Freelancer

Estos siete consejos de supervivencia para un profesional independiente te ayudarán a verte a través del tiempo de las vacas flacas, por lo menos hasta que tengas una base establecida y confiable de clientes regulares.

Cada trabajador autónomo ha pasado por un momento difícil, cuando ninguno de sus trabajos son aceptados y sus ofertas son rechazadas o los buenos clientes le cancelan un proyecto. ¿Cómo lidiar con la adversidad es un punto crítico para la supervivencia de tu negocio.

Aquí hay siete consejos para ayudar a tu negocio Freelance a sobrevivir.

Tal vez ya hayas pasado por algunos tiempos difíciles como freelance. O tal vez no lo has enfrentado esos tiempos difíciles aún. Pues bien, estos consejos de supervivencia te ayudarán a mantener tu negocio Freelance:

  1. Se profesional. Nunca pienses en tu trabajo freelance como “otro trabajo”. De una manera muy real, está tu reputación. Es más fácil construir una buena reputación que reparar una mala cuando las cosas van mal. Al golpear los plazos, se flexible, se persistente, sin ser una plaga, promete actuar amable en el trato y mantén el compromisos no es más que sentido común del negocio. Nada te hace sobresalir más que ser inquisitivo. Evita líos a toda costa. Quieres ser recordado como un tipo que solo le interesa cobrar su dinero o elevarte por encima del nivel de tus competidores en cuanto a calidad en tu trabajo.
  2. Se original. Las ideas más obvias que obtendrás para cualquier tema son casi las mismas ideas que tus competidores han tenido anteriormente. Ser original significa brillar como una nueva luz a través de ventanas antiguas. Consulta la publicación, la descripción del proyecto o el sitio en el que esperas trabajar. Evita lanzar ideas que son muy similares a cualquier cosa que se haya hecho por otros. Si tienes que escribir sobre un tema que ha sido hablado antes, asegúrate de que tu ángulo es único, fresco y añade valor.
  3. Se simpático. Consigue siempre tener un buen humor a la hora de hablar con tus clientes. Se amistoso y amable. Que tus clientes siempre digan que hacer negocios contigo es un placer siempre por tu buen estado de animo y sobre todo por tu buen sentido del humor. Nunca seas ofensivo o de mal gusto. No te burles de la religión o la raza. Pero, un enfoque divertido y bien escrito es más memorable que un tipo aburrido..
  4. Se ingenioso. Cuando mi carrera de freelance dio un giro para peor (problemas en mi vida personal dominaron mi energía y resultaba imposible para mí operar con eficacia), necesitaba una forma diferente para compensar el déficit. Tomé a cotización en eBay durante varios meses. Mis habilidades de escritura hicieron fácil el trabajo de hacer descripciones de gran parte de los artículos que vendía, e incluso comencé a aprender HTML de forma rudimentaria que facilitó el proceso hasta la publicación de artículos en línea cuando comencé esa ruta de ser bloguero.
  5. No tengas miedo de potencializar tu talento. Si eres un gran ilustrador, crea camisetas y regalos con tu talento y promuévelos a socios de la página Web conveniente y aprovecha su tráfico. Gire tu talento de escritor a la producción de eBooks y comercializarlos en Kobo, Kindle de Amazon y iTunes. Considere la posibilidad de ofrecer un informe gratuito o revisión de proyecto de alguien que te ayude a meter el pie en la puerta para la contratación de futuros clientes. Ofrece tus servicios en Fiverr, para que clientes pueden probar antes de comprometerse con grandes contratos. Hay tantas maneras de vivir estos días. Gente talentosa con imaginación está realmente en condiciones de triunfar.
  6. Usa las redes sociales. Herramientas como Twitter y Facebook facilitan encontrar gente difícil de alcanzar. Creo que todavía es imposible conseguir en radar de una persona verdaderamente famoso de esta manera, pero hay miles de tomadores de decisiones en Twitter que podrían verte con un poco de amistad persistente y twitteando con valor agregado. No seas una plaga, pero envía enlaces donde pueden serles útiles o hacer sugerencias sobre los proyectos que podría aportar algo a un proyecto. Siempre es mejor ser constructivo en lugar de crítico. Recuerde, que mejor sería capaz de caminar el pie así como hablar (o tweet el tweet) si vuelve a ti una propuesta.
  7. No pierdas el deseo. Es fácil ser desalentado cuando las cosas no marchan a tu manera. Es tan cliché, pero no hay un negocio exitoso personal en el mundo que haya fallado nunca la primera vez, el que nunca sufrió un revés, nunca ha saboreado las mieles del éxito. La diferencia entre el éxito y el fracaso no es nunca darse por vencido. Por supuesto, sigue luchando y veras que alcanzas ese soñado éxito.